Pintura al Óleo, Paisajista, Restauraciones, Talleres de Pintura en Villa de Leyva
Restauración y Certificación de la obra del Maestro Ricardo Gómez Campuzano

Comentarios sobre la obra de Margarita

1.982 Andrés Samper Geneco
El Tiempo

"En la Casa Museo Gómez Campuzano, siguen surgiendo nuestros ríos y nuestros cielos, que ahora recoge Margarita en cascadas de colores. Con lo que nos llega porque es. Con un estilo, por lo juvenil, más afirmativo del que aprendió de su padre y Maestro."

1.983 Gloria López De Robledo: Banco De La Republica
Manizales

"Es difícil atraer la atención del propio mérito, cuando se ha vivido a la sombra y bajo la influencia de una gran Maestro. Pero Margarita ha logrado, sin tomar otro rumbo ni abandonar la Escuela Paterna, captar por sus ojos el paisaje, y vibrar con emoción personal ante el ritmo y la armonía. Son sus pinceles y su talento. Es su Arte independizado del de la amada memoria".

1.984 Polidoro Villa. Banco De La Republica
Ibagué

"Con un toque impresionista muy personal, la pintora, a la manera de Constable, proyecta en su trabajo un amor a la perfección, al detalle, al trabajo minucioso, apegándose fielmente a la estructura de un paisaje que básicamente permanece pero que se enriquece cuando ella transmuta lo real convirtiéndolo en luz, aire y color".

1.984 Guillermo Hernández De Alba. Cámara De Comercio
Bogotá

"A la sombra de su inolvidable padre y Maestro sin par, Margarita Gómez, se hace dueña de la luz y su pasión por los variados y maravillosos paisajes de su tierra amada."

1.986 José Luis Garcés
Montería

"Aunque Margarita parece ser cautelosa en el comportamiento, y prudente en el trato, su pintura es alegre, sus colores son vistosos y sus paisajes delatan y corro el riesgo de equivocarme, serenidad de pincel y serenidad de espíritu.

1.988 Ramiro De La Espriella. El Espectador
Bogotá

"Hay cuadros evocadores, que son más que una transposición de la realidad o el ambiente".

1.992 Augusto De Pombo Pareja. Banco Ganadero
Cartagena

"La pintura impresionista de Margarita Gómez cuya Obra está consagrada a la representación de la luz, a sus reflejos sobre el agua y los árboles floridos o de exuberante follaje, o hacia su refracción en las nubes y montañas, nos recuerda a cada momento a los grandes pintores de esa escuela precursora del arte de finales del siglo XIX y comienzos de este convulsionado siglo XX como fueron los Impresionistas. Y porqué no decirlo, al igual que Manet, redescubre los secretos de los tonos neutros, de los grises plateados y de los rojos desvanecidos en los atardeceres, y árboles floridos. No se trata de "Hacer inmediatamente lo que vemos" como quería Manet, mediante mezclas ópticas de colores, sino de hacer inmediatamente lo que sentimos, conforme a Van Gogh, es decir proyectando la interioridad sobre la exterioridad".

1.997 Jorge Dávila-Pestana. Museo Del Oro
Cartagena

"Su Obra ceñida al mundo rural se manifiesta con calidad de matices y excelente composición y en ella recoge el rumor de una fronda, el murmullo de una cascada, el deshilacharse una nube, la presencia laboriosa de la mujer o la arboleda que nos invita a recoger un mundo de color".